PAPEL CON SEMILLAS

Hace unos días descubrí el Papel Semilla, tarde, lo reconozco. Empezó a conocerse hace unos añitos.  Pero me di cuenta que como yo, mucha gente desconocía su existencia, me di cuenta de esto comentándolo, como una anécdota, con compis de trabajo y amigos.

Entonces pensé, ideal para comentarlo en el Blog. Una idea para mis queridos Millennials, que son amantes de la naturaleza y para los que no son millennials y son amigos de lo reutilizable, reciclable y original, porque no decirlo así.

El papel que se convierte en Planta.

Pero antes de nada ondeé en información para saber qué es exactamente el Papel con Semillas. Pues bien, es un papel plantable, sí, para usar y luego plantar.  Aunque al principio  puede resultar un poco confuso, sobre todo  cómo  se debe de plantar.  Cuando el papel es plantado, las semillas crecen y el papel se degrada, sin quedar residuos.

Papel con semillas.

Este papel es biodegradable, elaborado de materiales post – consumo.

Y si os dijera que este papel se puede conseguir a base de sobras de la industria textil, por lo tanto no necesitamos talar más árboles, podemos aprovechar el algodón de la ropa para hacer el papel. A este papel se le añaden las semillas.  No sólo le damos al papel una segunda vida, también se la damos a la ropa.

Una de las empresas con mayor difusión y nacida de un proyecto creado por jóvenes emprendedores es Sheedo. Ellos, por ejemplo, fabrican este papel con fibras de algodón, además como éste ya es blanco no usan ningún químico para el blanqueamiento. No solo ofrece este tipo de papel, disponen de muchos regalos para empresas ecológicos, exclusivos y personalizados. Ideales para congresos y convenciones. Pero a día de hoy hay muchas más.  Podéis echar un vistazo en sheedobodas.com.

No sé si alguna vez os pusisteis a pensar cuanto papel gastamos al día, por ejemplo los que trabajamos en una oficina, eso significa la tala de muchísimos árboles. Así mismo si reciclamos papel o usamos fibras naturales para obtenerlo, tendríamos suficiente para abastecer el mercado de papel. Ahí os dejo esta reflexión sin más ánimo de que os lo planteéis por un segundo.

Papel plantable.

Todo muy bonito lo que os dije hasta ahora, pero te dieron una invitación de papel con semillas, y cómo hago para que me salga una plantita de ahí. Pues muy fácil, en una maceta con tierra, colocas en la superficie la invitación, la cubres de tierra la regamos, hay que regarla a diario; algo muy importante colocarla en algún lugar que entre la luz solar.

Y a esperar, eso sí, como cualquier otra planta, mis bridesmaid, con mucho mimo y delicadeza.

Pero no todo va ser bueno, estamos limitados en cuanto al diseño y color de este papel.

Ahí no queda la cosa, tenemos lápiz plantable, contiene semillas en una cabina especial y se plantaría cuando el lápiz es demasiado corto para usarse.

Da vida a tus invitaciones de boda, comunión, bautizo y cumpleaños.